A veces, el vínculo familiar no se define por sangre, sino por amor. El cineasta Hirozaku Kore-eda una vez más, regresa a la pantalla grande con sus temas emblemáticos; explorando la naturaleza, vínculo de familia y la sociedad japonesa. En su nueva historia, escrita y dirigida por él mismo, narra sobre una familia que se dedica a robar para poder sobrevivir. Un día, después de robar un supermercado, se encuentran con una niña hambrienta, llevándosela a su casa. Pero, cuando descubren que es maltratada,la adoptan como uno de ellos.Resultado de imagen para shoplifters

A lo largo de la historia, Kore-eda nos conmueve con la relación de los personajes y poco a poco nos encariñamos con esta familia. Son esos pequeños momentos que nos muestras esa dulzura y amor entre ellos mismos; especialmente los niños, que como la audiencia nos ablanda el corazón. Sin embargo, no todo es color de rosas. Incluso, aunque vemos lo bonito también esta el problema que lo que hicieron fue ilegal, ellos secuestraron a esta niña y le enseñaron a robar. Aquí es donde la película empieza a cuestionar nuestra moralidad. Sabes que lo que hizo fue ilegal, pero, aunque ellos no son sus padres biológicos la aman y la tratan mejor que sus propios padres. Ellos roban para poder vivir. La audiencia, subconscientemente, empezamos a justificar las decisiones de los personajes y estar de su parte. El director definitivamente supo definir su tema y capturar nuestras emociones.

Por otro lado, el director nos enseña el tema social de la película. Mostrándonos una familia de clase y recursos bajos; un aspecto que no se habla mucho en el cine japonés y a través de esta película se logro capturar. ¿Cómo? Hay que destacar las localizaciones y el diseño de producción de la película. La mayoría de la trama se desenvuelve en la casa de la familia. Vemos como la casa esta en su decadencia, baños descuidados, comida en las mesas y la acumulación de objetos en la casa; un símbolo del miedo de perder mas de lo que no tienen. El aspecto de deterioro de la casa y el cuarto nos deja ver la condición económica y la forma en que viven los  personajes. En si, esta película cuenta con un diseño de producción lleno de detalles interesantes que aumenta la calidad visual al filme.Resultado de imagen para shoplifters

Otra manera que podemos expresar las emociones es a través de tiros de cámaras. Shoplifters esta acompañado por una cinematografía espectacular gracias a Kondo Ryuto. La película esta compuesta de varios tiros para complementar las emociones a través de la cinematografía. Pero, hay dos tiros y escenas que tenemos que destacar. La primera es un simple tiro de plano general que nos mostraba el cuarto donde ocurría la mayoría de la interacción de los personajes. Ellos sentados mientras comían en el tatami o simplemente teniendo una conversación entre ellos mismos. Además, con el con el tiro plano general podíamos ver el ambiente en la casa y como era su estatus social sin tener que decirlo en voz alta. El segundo tiro es acompañado por una de las escenas más cruciales de la película. Uno de los personajes es intervenido y con una actuación espectacular puedes ver en la cara como su mundo se va deslizando de sus manos. Esta escena crucial es complementada con un tiro con de plano mediano con una duración de más de un minuto. Creando un ambiente emocional que hará la audiencia simpatizar con el personaje.

Shoplifters es una película que parte con premisas que cuestiona moralidades. ¿Qué significa familia? ¿Tu naces con ella o escoges tu propia familia? Son temas que el director Kore-eda planta en la pantalla sutilmente a través de este drama familiar. Enseñándolo por medios simple gestos de amor que los personajes se hacen con uno al otro. Plasmando que el acto de “elegir a alguien” como tu familia puede crear un vínculo más poderoso que simplemente nacer en ella. Tu escoges quien tu quieres que entre en tu vida y a veces una persona quien conoces en un solo día puede ser mas familia que una que nació con el titulo.